Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2009

La Mala en linea

Por fin nos dejamos de varas y utilizamos los recursos disponibles en la web. El suplemento La MalaCrianza ya esta en twitter, facebook, Issuu y Wordpress.

Open publication - Free publishing - More universidad



El coleccionista

Julio Gálvez, recién llegado de ColombiaWilliam Eduarte para la MalaCrianza
willaseb@racsa.co.crUna mesa. Sillas con respaldares y asientos blancos. El frío de las siete de la noche y alguien recostado contra la pared, también blanca. Antes de empezar a andar la grabadora Julio extiende una carpeta gigante y empieza a mostrarnos sus trabajos: Grabados, pinturas, fotografías y otros donde mezcla todo lo anterior; esto es sólo una muestra de su obra traída de su país natal: Colombia. Empezamos a hablar a la luz de lo que salta en sus cuadros.¿Qué diferencia hay entre el trabajo que conlleva un autorretrato a un cuadro no figurativo?- Cuando usted hace un autorretrato es porque tiene una necesidad de verse reflejado en forma literal, no simplemente verse expresado en sentimientos. Algo que hablaba con un amigo es que cada vez que veo uno de mis cuadros recuerdo la emoción con los que los he pintado. Parte mucho de esa referencialidad, que es netamente emocional, o del yo.¿Entonces un auto…
(1926-2009)
No sé que referencias puedan discribirla mejor que sus textos. Para mi siempre fue una dentro de mis libros de cabecera; siento que se me hubiera ido alguien bastante cercano. Tan cercano que el libro al lado de la cama tiene una mancha roja en su última página.


Vals del Ángelus
Ve lo que has hecho de mí, la santa más pobre del museo, la de la última sala, junto a las letrinas, la de la herida negra como un ojo bajo el seno izquierdo.
Ve lo que has hecho de mí, la madre que devora sus crías, la que se traga sus lágrimas y engorda, la que debe abortar en cada luna, la que sangra todos los días del año.
Así te he visto, vertiendo plomo derretido en las orejas inocentes, castrando bueyes, arrastrando tu azucena, tu inmaculado miembro, en la sangre de los mataderos. Disfrazado de mago o proxeneta en la plaza de la Bastilla —Jules te llamabas ese día y tus besos hedían a fósforo y cebolla. De general en Bolivia, de tanquista en Vietnam, de eunuco en la puerta de los burdeles d…

Y si, tenia razon...