Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2012

Horas del día

-->

Your devotion has the look of a lunatic's gaze
St Vincent


En el sótano de la casa
se está engrasando la guillotina.
Henrik Nordbrandt


11 pm

Debe existir algo oculto
entre la gente que decide comer
en horarios similares;

que abre y activa
los hornos eléctricos,
el ruido metálico
de los tenedores,
y la baja autoestima
de la comida recalentada.

Algo que las personas
como vos y yo
no entendemos

pero repetimos entre
6 y 9, 12 y 3, 7 y 8.

5:30 am

Escuchá, despiertan.
Activan la ducha
y frente al espejo
sienten unas ganas
terribles de vomitar.
Pero no lo hacen.

El agua caliente
crea una capa de vapor
sobre los cristales

y por sobretodo
lo que se va por el drenaje.

-->3:33 pm

Esperamos:

quizás el almuerzo
para regresar al apartamento
y tener media hora demás
en la cama.
Tal vez la noche,
el fin de semana o
las fechas de fiesta anuales.

Esperamos;
lo único impaciente
es la muerte.




La insustancialidad de las cosas

La vida es siempre
un cajón que esta medio vacío
y tibio.
El fondo del vaso
con las manchas
que sobre tus ojos
se hacen al final del año.

Es lo que hace una persona
que toca una puerta
en una casa
donde ya no hay nadie.

La vida es siempre
lo que el retrovisor
no ve.

Es esperar que alguien
regrese
sin que se haya marchado.

Y siempre es la vida
la que toma su espacio
en el lugar
en que todo por fin
deja de existir.

1:15

Esperá, estoy corriendo.
Esperá, como espera mi cuerpo
en la mitad de la noche
ante el vacío.
Voy hacia vos desde
las cosas que caen,
voy hacia vos desde
los estallidos, las sirenas,
los segundos.
Esperá.

No siento las manos.

Lo último

1:11
Una ventana se mueve, también la puerta.
Salgo apenas. El espejo se desliza y rompe
el tomacorrientes. No creo que lo reparen.

En mis pies veo vidrios que me miran
como en un caleidoscopio. Las escaleras
se mueven y gota de sangre se seca en
mis pies.

Afuera una grúa gigante oscila. Los
vecinos están en silencio. No me acuerdo del nombre de la mujer
que me señala el cielo.No sé exactamente
las veces que me hasaludado al borde
de su puerta; supongo que han sido
muchas. Las suficientes. 


Dismnesia

para Gaby y Sofia, hoy.
Todo tiene un nombre que se aleja.Un costado entre la casa de tus padres y el barrio donde vivís ahora mismo. Esas paredes de blanco que no son propias, tan llenas de imposturas y capas de esmalte.

Todotoma su distancia.El degradado de la bombilla que sobre el jardín te hace sentir que algo te espera.Esas plantas que han sobrevivido más generaciones de inquilinos que bombillas, estaciones de lluvia y las alarmas a cuatro calles de esta.

Todo.Los vecinos,sus perros, los diferentes nombres en los servicios básicos cada mes, las señales, las puertas. Todo.

Hasta que un día llamás a lo lejano memoria, a la distancia recuerdo.
Lo que te sobreviven son solo cosas que ya no son ciertas.

La bestia

Un niño grita en mitad de la noche.
Los vecinos encienden las luces
casi como una señal de alarma.

El niño estalla y su voz se vuelve ronca.
Parece ser un llanto interminable.

Dentro de cada casa y cada familia
alguien se levanta pensando
que no ha despertado de su mal sueño.

El niño parece una bestia.
Golpea las paredes,
grita con sus últimas fuerzas.

Adentro de las casas
separadas apenas por unas cuantas paredes,
le gente empieza culpándose
unos a las otros. Es esta la única pesadilla,

aquí es cuando empieza:

un aullido sordo hasta el cansancio.

Los Trapecistas

somos muchas cosas

abismo

   tensión de  cuerda
  energía resuelta en  palpitaciones

muchas cosas :
grito
calma
espera

vernos a nosotros
es mirar ese vacío

lo poco que concluye
                 durante la caída

Oscilaciones

Tené esta cuerda
que es decir mi cuerpo.
Flaco punto,frágil conjunto de huesos
hasta la carne que se agrupa
de manera desordenada.
Tené mi cuerda,
mi vibración también desordenada;
la forma en que todo yo
me siento sobre el vacío
y sobrevivo del aire que vibra.

Tomá uno de los puntos
y hacé un nudo.

Qué mi música sea otra
por culpa
de tus manos.

Un día en el mundo

Quiénes somos sino la gente que se lanza al vacío durante la mañana, frente al trafico,en la voz  del contestador automático. El mismo vacío de las sillas y la cama,el de los ojos cerrados a la espera que cambie el año; el vacío de la noche frente a las fotografías deshechas por la humedad de una casa.
Pequeñas gentes de estadios llenos y refrescos con gas. Del salón al transporte público, de la farmacia al prostíbulo,del confesionarioa la tumba que apartamos para nuestros propios restos.

Quiénes somos sino la gente del tumulto en la acera, estrecha entre el concreto, que cruza la calle para evitar la convivencia con extraños.

Matrioska

Qué ocurre si sostengo tu mano y es otra mano que dentro tiene una mano más pequeña.
Qué ocurre si tu abrazo se quiebra dentro de tantos abrazos y no hay nada, solo mi cuerpo para intentar hacerlos otra vezuno.
Qué nos ocurre si en tu boca habla una mujer sumergida que se asfixia;
una mujer que se aleja dentro de si misma y que no va a regresar nunca.

Contra el matrimonio

       El infierno es un lugar solitario
                                       Charles Bukowski


esto es lo que nos queda
la cordialidad a tres cuartos de la boca
como si el aire no fuera lo suficientemente liviano
la piel áspera e higiénica
el calor del inodoro y un basurero
lleno de nuestros más íntimos desechos

nos quedamos en el sofá
hasta repetirnos en el noticiero
o tal vez al filo de la pantalla muerta
con el reflejo de dos personas
que se detestan con reserva

el reloj y nuestro sexo lleno de profilácticos
son torturas más que merecidas

nos culpamos con frecuencia
callando en la amargura
el café que siempre
nos sabe rancio

esto puede ser el amor
te digo
otra de sus formas
delineada
por completo
en la venganza


Locomoción

En este parqueo
existen solos
otros dos automóviles.

Una luz fluorescente
protegida por una cerca de navajas
que me deja caminar
de mi puerta
a la ventanilla de cobro.

Estoy rodeado
por ese filo,
pienso.

Así es que escapo
de ese territorio
destinado a la permanencia.

Ya bajo la noche
un sudor frío
resbala por mi espalda;

las nubes
arriba
también
están quietas.

qué hace uno frente al mar

qué hace uno frente al mar

mirando a los bañistas
mientras son golpeados repetidamente

pensando en los años
esa sensación
en la palma de la mano derecha

la marea ha llegado
donde la última vez
y un barco se revienta
contra el oriente

uno que ve al mar abierto
y por fin cree en las tormentas

las personas salen del agua
tienen arrugados los labios
tratan de abandonar
su arena
en la playa

otro barco se incendia
en su regreso contra el atardecer
y se salva de su propio vacío

nos hundimos
pero a nadie le importa

los últimos pasos del hombre

son desechos

por la noche

Suivre un régime (traducción por Sofía Maffioli)

Suivre un régime

Quelqu’un ouvre mon thorax
Et laisse les
Oiseaux se regrouper
Dans mes veines ;

Comme un homme tout seul
Dans mon cœur,
Je m’assieds près
Du vide
Tenant une arme.

Ce qui flotte
Dans chaque respiration
C’est des plumes.


Original

Seguir una dieta

Alguien me abre el tórax
y deja que los
pájaros se agrupen
en las venas;

como un hombre solo
en mi corazón,
me siento cerca
del vacío
sosteniendo un arma.

Lo que flota
en cada respiración
son plumas.

La disección de una casa

Las Malas Juntas publicaron algunos textos de mi libro "La disección de una casa" ganador del premio de poesía "Eunice Odio" 2012, de la Editorial Costa Rica.



http://lasmalasjuntas.com/2012/06/21/la-diseccion-de-una-casa/

Música para una despedida

Aunque la viruela dejo ciego a Turlough Carolan,
en Irlanda todavía se le recuerda por sus bromas,
su cólera y sus canciones.

Una vez cante para una mujer
que vestía a la niebla.
Su corazón
lo habitaba ese vapor de agua.

De alguna manera ame a esa mujer
hasta que mi voz no fue más
que la noche y el viento.

Ella,
como todo lo que toca recordar
hasta la vejez,
desapareció.

Ahora solo canto
después de la lluvia;

mis canciones se deshacen
antes de tocar el suelo.

La Antártida

Hoy te convine dormir
sobre una cama de hielo.
Tirarte en su ancho
después de la ducha
y dejar que partes desnudas
de tu cuerpo
se adhieran a esa superficie.

Que en tu frente converjan los meridianos
y sea tu país el más astral
en el mapamundi de la tristeza.

Abrí un espacio
para el cadáver de tu perro
y el canto de un canario
enjaulado entre tus manos.

Oí que canta a pesar del frío;
que ladra a pesar de la muerte.

Reite vos,
a pesar de estar acostada
sobre un continente
hecho de escarcha.

Le dice un padre a su hija

Que nunca te enfrentés
a ese tipo de fracaso,
ni a las sábanas frías,
ni a ese otro cepillo de dientes en el abandono.
Nunca intentés tirar las cartas,
el papel crepe que envolvía dulces
ni la sombra de una mano
debajo de tu almohada.

Hay gente afuera
repitiendose con dureza
que han nacido solos
yque esa será su misma suerte
en una cama dehospital.
Gente que cree en ese engaño
y se abrazan a las almohadas
como si ataran a un ancla.

Que nunca te dejen
sin un buenas noches
amor te quiero.
Repetilo
amor
te quiero.

Están solos nada más
los que se ahogan
y dejan que ese peso
los arrastre
hasta lo más profundo.

Vivir sola

No te levantés asustada.
Apagá la tele.
Yo sé que has escuchado algo.
Cerrá los ojos.
Respirá rapidamente,
sentí el sudor frío,
la neblina en la parte alta
de la cabeza.
Otra vez,
en el sótano,
estás segura.
Tomá el telefono.
¿a quién llamo?
Dejá el aparato.
Es tarde.

Al otro lado
de las puertas no hay nadie,
nada;
dejá que la estática
en la pantalla te tranquilice.
Abrí los ojos.

Amanece.

Mujer y ducha

Habías creído en ello,
la sensación de que la termo ducha
controla también el clima del mundo.
Y ahora querés salir de este baño de las seis pm;
el agua se ha puesto fría.

Pero antes
ves un ojo en el desagüe,
un ojo imaginario como cualquier
otro ojo imaginario
que te ha asustado por las noches.
Estas desnuda, leve
y volátil.
No entendés,
por qué tendrías que hacerlo.

Te acostumbras a la temperatura.
Decidís lavarte
por fin el pelo.

Algo hierve en alguna parte de la casa.

Contra el mar

Esta es una de esas noches,
un foco enorme se suspende
sobre el océano mientras espero que el agua
llegue a los tobillos y me despegue de estos pensamientos.
Lo que me separa del mar
son elementos tan frágiles
como la piel, tendones y unos tantos huesos.
Eso que ruge es el vacío mismo,
millas de nada que intentan succionar
la costa como una gran lengua;
una profundidad que nace en el pecho
y se extiende hasta donde puedo ver
que acaba mi propia razón.
Esto es absurdo y miento
si no digo con toda convicción
de que no soy único.
Lo único verdadero de mi conciencia
es la arena, la sal y la tierra.
Porque sé que ese foco enorme
es una gran piedra que refleja la luz
de otra piedra
no me he vuelto loco;
el mar que me calla y hace insignificante
espera a que llegue flotando algún día
por deseo propio.

Kitsch autobiográfico

tengo un cementerio en la boca
palabras que estiran sus manos
y balbucean pesadamente

siento en la garganta
los huesos de alguna frase
que he dicho más de dos veces
y sus flores
y las lápidas

y todas los acentos que ahora
terminan en espacios en blanco

a veces el idioma puede ser algo muerto
o algo que se muere pienso
mientras algo sepulta
las palabras más tristes del diccionario
debajo de esta lengua

los no muertos

las cosas sin sentido que se quedaron
sobre la mesa
al pie del herrumbre
como si el mar apareciera repetidamente
entre los platos

la pared que es más precisa
que esta boca
pensamos casi invisibles
como si la neblina creciera
dentro de los fluorescentes

y no somos más que estos cuerpos

solo figuras que oscilan

y se mueven
pesadamente

épica

todo lo que se escribe tiene un limite
el viento norte la caza de este siglo
el quebranto de la rama

la música no es solo un eco
que cuando nadie escucha
es nada

todo lo que se canta tiene un limite
la marea rotala sirena de un barco
la destrucción de una mancha de peces

la poesía no es solo una memoria
que cuando nadie lee
es nada


cocción rápida

la comida esta fría

abrís el microondas

un minuto, es decir
mucho sobre la noche
en la que sopla el viento
la calle permanece apenas

escuchás ese ruido metálico
nada más

eso
3 2 1
0

ida / vuelta

ida

una mujer se toma la cabeza
en un signo claro de cansancio
ella miraba la orilla
el movimiento torpe y pesado del barco

ese atardecer queda atrás
entre las cosas detenidas
el aire
el mar

el cuerpo de la mujer
que cae arrastrado
por su propio peso


vuelta

una mujer se desmaya y tira del mundo
deshace del aire los pájaros que jamás
mirará con nostalgia

serán pájaros
que otra persona ahora inventa
para levantarse desde sus costados

y el mundo se volverá a armar
mientras flota en el espacio
y son pájaros
los que nos empujan

Halfway Home

los silbidos son los del té
el crujido nuevo en la cama
las paredes que van
paralelas a la tierra
en su paso

los ruidos son los del cielo
la madera sobre nuestras cabezas
el olora sándalo
para enmascarar lo que no huele
a nosotros

la música es la de las ventanas
el viento cortándose en las celosías
y sangrando como el frío
un vecino frente a la taza
amarga de café
la caja de la mudanza

y todo pasa
mientras estas cosas
nos llevan a algún lado
sin entender cómo
ni por qué

Tacto

Tenés que mandarme libros
te digo
libros pequeños
que puedan llegar por correo
y no te cuesten mucho dinero
libros en los que se escriban dedicatorias
tan tristes como sus autores
libros en los que escondás a veces
la foto que te hiciste con tu nueva pareja
frente algún monumento sin nombre
pero no te olvidés de mi
ni de mandar libros llenos de palabras
ya me dirás que te gustaría
que yo conociera a tus hijos
tu calleel atardecer porteño
yo solo quiero libros
que lo digan todo
tal vez en algún momento
te pregunte sin mucha convicción
qué hubiera pasado si
y no reciba cartas tuyas por un buen tiempo
ya sea porque la encontró tu marido
o trataste de esconder las cosas
que nunca funcionaron
pero por favor
mandame libros
escribí tu nombre en ellos
dejame saber que has tocado
algo
que ahora me pertenece

Resoluciones de año nuevo

Hace tiempo
deje de fundar una familia
deje de tener una empresa
un caballo
medio saco de maíz blanco

mi casa
esta mas allá de la colina
siempre en otro lado

he llegado a una edad
en la que el tiempo pasa con prisa
como las personas

por eso ahora me detengo
y respiro

esto es lo único
que me pertenece

El eterno retorno

Todo lo que una nube dice
es quepasa;
su forma, la luz, el aire,
los aviones, un ave.
Todo lo que una nube es
son segundos,
y la memoria de esos segundos;
si es que alguien tiene un recuerdo
de una nube, de un país,
del viento que mueve los mantos blancos.
Todo lo que una nube siente
se deshace en el cielo y
desaparece lentamente.
Y sin embargo
las nubes vuelven
y sobrevuelan sobre nuestras cabezas
todos los días.

Mesa vacía

No sentir mucho
o casi nada
aunque estés
al otro lado
de la mesa
y de los cubiertos.

Tratar de comprender
por qué el cuchillo que apunta
hacia nuestro pecho
es solo un descuido,
una falla en la etiqueta
y las buenas costumbres.

No buscar tu mano
o tu cara;
la cabeza baja,
la conversación corta,
el vaso de agua intacto.

Salir temblando del edificio
aunque a penas me roce el viento.
Sentir por fin
como la punta de ese cuchillo
me ha arrebatado algo.

De alguna manera,
esto también es un descuido.

Tres formas de entender al peso

"The small things I love, have they any weight?"
Thomas Transtromer

1
El corazón es una piedra.
Su peso no es el justo,
su forma no es la correcta.
No se puede hacer
su cuerpo más liviano.

Es un riesgo.
Su peso es el cúmulo
de lo que en verdad
queremos.

2
Su peso
es como un hacha,
que parte al mundo.

Es esta
una sensación
violenta;
algo que nos asusta
de nosotros mismos.


3
El corazón cae
como un ancla contra la tierra.

Se hunden
en ese vacío
todas las cosas
que alguna vez
decidimos querer.

La muerte no parece tan lejana
ni tan terrible
en un mundo
en el que estamos solos
con el pecho
totalmente abierto
y liviano.