Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2010

Ctrl+Alt+Dlt

Vos me dejabas
para que lograra escribir.
Yo cerraba las manos
como un puño
y me latían hacia dentro
por el frío.
No volviste
o así es la manera en que lo recuerdo
pegado a la ventana,
respirando contra el cristal,
con tantas hojas en blanco.

Ahora
lo que hemos perdido
tiene su manera de romper
todo este silencio.

at my most beatiful-rem

(chorus)
I've found a way to make you
I've found a way
A way to make you smile

I read bad poetry
Into your machine
I save your messages
Just to hear your voice
You always listen carefully
To awkward rhymes
You always say your name,
Like I wouldn't know it's you,
At your most beautiful

(repeat chorus)

At my most beautiful
I count your eyelashes, secretly
With every one, whisper I love you
I let you sleep
I know you're closed eye watching me,
Listening
I thought I saw a smile

Ventana

El cielo esta lo suficientemente gris
para que las grúas trabajen
ahí afuera.
Lentamente remodelan
un edificio lleno de nieve.
Nada sorprendente.
Casi ningún peatón se detiene
a contemplar la obra de las maquinas
al filo del termómetro bajo cero.
Empieza a llover de nuevo.
Tiemblo un poco.
Mi corazón es un edificio
que se esta cayendo.

Slow Motion

No sé si recuerdas
cuando compramos estos zapatos.
Dábamos vueltas y casi
no importaba nada;
era tarde para cualquier otra
cosa del itinerario
y parecía no preocuparte.
Estaban en oferta y frente a la tienda
nos compramos un helado.
Mientras se derretían
me preguntabas algo sobre
cómo podía ser nuestro futuro.
No recuerdo que dije,
solo que no te gustó mucho
mi respuesta.
Ahora
estos zapatos te sobreviven
y yo me pregunto
por cuánto tiempo más;

por fin
te estoy entiendo.

Un paso en la nieve

Lo había predicho
la mujer del noticiero.
Por la ventana veo como cae;
hoy por lo menos la nieve
se concreta en el suelo
palideciendo todo.
Cuando era pequeño
mi padre tenia un congelador
especial para el pescado.
En el mis hermanas jugaban
a que la nieve podía ser
posible en el trópico;
era un espacio grande
para tres niños
sorprendidos por la escarcha.
Ya me toca salir del edificio.
La nueve me cubre,
se apila sobre mis brazos,
flota en mi respiración.
Me acuerdo de mi padre,
de mi madre,
de mis hermanas.
Un gran pez salta
en mis pies
y se asfixia.

Mar Muerto

En esta misma ciudad
en este mismo puerto
se hunden los peces hechos de joyas de carbón
en algo parecido al infinito.

Vos miras las mismas aguas
mientras yo me marcho
sin saber nada de las tardes de roca solida
en las que mueren esas estrellas con branquias.

El mar se ha vuelto negro
y todo lo que brilla
grita nuestros nombres.

En esta misma ciudad
una mujer hace que el olvido
este lleno de esqueletos.

En este mismo puerto
una ciudad se ahoga
en mis pasos.

Esta noche
no habrá pesca.

Otra ciudad, otro año

Para mirar la nieve en la noche hay que cerrar los ojos,
no recordar nada, no preguntar nada,
desaparecer, deslizarse como ella en el visible silencio.

Jorge Teillier