Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2011

Yo tengo un plan

Voy a dejar una llave en algún lugar,
voy a dejar una carta en un armario cerrado,
voy a esperar en una esquina
con un sombrero ridículo
para que descubrás
que te he estado esperando.

Desde algún lugar
vos vas a encontrar mi carta
y vas a ver a un hombre ridículo
con un sombrero.
La llave te traerá a mi,
la carta,
la luz de la esquina;
la pose ridícula y
la timidez con la que te salude.

Pero si te vas,
no abrá más llaves,
tampoco palabras,
ni espera en esquinas
bajo farolas;

si te vas
solo quedará un hombre
con sombrero
ridículo
como su espera.

Poesía

7Las cosas que pesan son tus huesos, toda tu piel, el aire. Pesan tus piedras, las cosas que te hunden,te hunden: toda la saliva, los dientes.
Te pesa el año, te pesa la oscuridad, te pesa tu pecho.
Las cosas que pesan son tus labios, el silencio; tu distancia desde cualquier lugar sin nombre, te pesa.

Poesía

Solo soy amigo de una flor
que se llama silencio
Leopoldo María Panero


4

La muerte no es la causa, ni las manos negras o la gangrena en la planta del pie izquierdo. Nada de esas enfermedades tiene que ver conmigo; yo escucho voces desde el fondo del tanque aséptico.
Cierro los ojos y es igual que tenerlos abiertos. Solo veo voces. Solo las escucho.
Me someto despacio y vomito en una hoja. También se vuelve negra. Llena de voces que casi ni entiendo.


5

Todos los días amanece igual y una luz negra se apodera de mis ojos.
Siento pesado el cuerpo, la boca, los dientes que nada muerden.
Si tuviera alma esta seria una piedra.
Pero esa es otra enfermedad que nadie me ha contagiado.

Escucho voces que me obligan, que me acusan contra el suelo.
Y me duele la sangre, como si de ella gente saliera fuera y regresara.
Gente con punzones.
El dolor es el que me duerme todas las noches.



6

Grito hasta que este dolor se transforma también en grito.
Hasta que del dolor saco la peor parte de lo que he sido,
la parte más …

Poesía

1No es nada esta poesía; sucia encomienda entre los sentidos.No es nada su amargo, su vicio salitre y de pescuezo duro. Mala, coja. Herida que se infecta todos los días para que las aves de rapiña recorran el aire. 2Aquí estoy, encadenado a la piedra.Nunca supe que esto no es un juego.
Nadie leerá lo que la mierda oculta, lo que esta en las profundidades del abismo.
Cuando llore mi madre y luego sonría como una idiota, mis palabras serán las piedras más absurdas de la noche. 3El azar ha cargado palabras en mi revólver.El que ha disparado no he sido yo, pero siel del costado despedazado y sangrante. Los perros vienen de madrugada.Esta arma no sirve para ahuyentarlos; las veces que he muerto por confiar en ella.
Ahora que apunte a mi cabeza, que tosa su fuego oscuro, que acabe con todo de una sola vez.

El sentido

Tengo atorada la risa tanto como la lluvia o el pasamanos. De pequeño de pequeño de pequeño. Me acaricio y el celofán azul parece que es el cielo. De pequeño nunca alcance el pasamanos, y me conforme con que las nubes tuvieran forma solo en mi cabeza. Tengo otras cosas atoradas, entre el pecho y la casa, entre el pecho y el portón eléctrico, entre el pecho y las llaves que te devolví cuando dije que ya nunca más; de pequeño de pequeño. Me toco y pienso en reírme aunque pueda hacerlo, aunque esta sensación no sea la misma. Llueve. Hizo calor hoy. Todavía el pasamanos, el silencio, la cama llena de formas que solo veo en mi cabeza.

Malas Palabras

Según Felipe, este era uno de los poemas con más malas palabras que conocía.
Lo recordé hoy y lo pongo por acá.


A lisi
José de Jesús Martínez

Diez años ha, me cago en Dios, que te amo
cada vez con más odio, cada día
con un nuevo rencor, y todavía
te busco, te huyo, te maldigo y llamo.

Puta madre, mamita, cómo lamo
la espada de tu ausencia, larga y fría,
y cómo me odian, mama, el alma mía
y el cuerpo en el que a diario me encaramo.

Se me ha podrido el corazón de tanto
quererte, odiarte, verte y de no verte,
y tanta pena, Lisi, tanto llanto.

Diez años ya, carajo, de quererte,
comiendo mierda, soledad y espanto,

La eternidad

nuestros cuerpos son un témpano
solo con eso nos conformamos
arrastrarnos por cielorraso
el diluir de las horas

por la ventana algo estalla

la fragilidad nos llega
en este intento inútil de sostener al mundo

ya en pedazos
seguimos esperando
que nos sepulte la casa
o
por fin todo acabe

toda la noche
toda la noche

Espejismo

para intentar la felicidad
saco de la piel
la piel resuelta en sus pedazos
los nervios
el esqueleto que me ha hecho
temblar toda la noche

para ser feliz me he dicho
todas las cosas que necesito escuchar
esta mañana
porque hoy desperté de un sueño
del que no quería despertarme
y ha sido tan horrible
como el sueño mismo

ahora que intento la felicidad
en mi cabeza sobrevive una sombra
y no sé cómo acabar
con ella

Pronto LibreBus, el documental

LibreBus from William Eduarte on Vimeo.El LibreBus viajó desde el 03 hasta el 16 de mayo de 2011 por Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala, intercambiando experiencias alrededor del software libre, el conocimiento y la biodiversidad, la libertad de expresión y la libertad de compartir.

Este es un adelanto de ese viaje.

último retrato de pareja

Me ha quedado la música de la casetera. Las plantas marchitas del jardín. La anestesia a la que llamo tabaco, alcohol, o futbol.Pequeñas cosas que todavía encuentro, como alguna prenda intima o las dedicatorias en las primeras paginas de los libros.
Me ha quedado la espera, que ya no suena ni florecey se hace una mancha en la pared. Quizás al próximo inquilino no le moleste. O tal vez remodele la casa y dejen de recordarnos por los restos que se acumulan en las cornisas.
Por eso pienso en la mudanza, la hora en que abandone esas cosas que seguían gritando tu nombre como si nos sirviera de algo.Pienso olvidar el numero de esta calle,el delas ventanas, o la frecuencia de la luz de la bombilla. También a los vecinos que llamaron quejándose por el ruido.Pienso en eso, en el olvido como si fuera posible.

Y me quedo con lo único que quiero llevarme conmigo: aquella noche que aún pasados los años parece no alcanzarnos.

Just Breathe

Verse 1:
Yes I understand that every life must end, aw huh...
As we sit alone, I know someday we must go, aw huh...
I'm a lucky man to count on both hands
The ones I love...

Some folks just have one
Others they got none, aw huh...

Chorus 1:
Stay with me
Let's just breathe

Verse 2:
Practiced are my sins
Never gonna let me win, aw huh...
Under everything, just another human being, aw huh...
Yea, I don't wanna hurt, there's so much in this world
To make me bleed

Chorus 2:
Stay with me
You're all I see

Bridge 1:
Did I say that I need you?
Did I say that I want you?
Oh, if I didn't I'm a fool you see
No one knows this more than me
As I come clean

Verse: 3
I wonder everyday
As I look upon your face, aw huh...
Everything you gave
And nothing you would take, aw huh...
Nothing you would take
Everything you gave

Bridge 2:
Did I say that I need you?
Did I say that I want you?
Oh, if I didn't I'm a fool you see
No one knows this more than me
As I come clean

Outro:
Nothing you would take
Everything yo…

lullaby

Yo escucho tu voz
como se escucha al viento
o a la lluvia.
Es una música
que llevo en el oído medio
y me sopla por las noches
palabras en un idioma
que desconozco.
Así como el viento o la lluvia.

Los Muertos

Hasta que se acabe la lluvia
dudemos por los que ya no están,
dejemos que sus preguntas entren
por el lavamanos.

Como si nos disputáramos
algo que ya no tiene importancia
vamos a preguntarnos por el fin del mundo,
el fin de la cama, el fin
de esta línea.

Hasta que se termine la lluvia
y caigan esas gotas del cielorraso
que empujamos afuera
con bandejas.

Porque cuando la lluvia se canse
nos va a quedar un ruido
incomodo en el patio,
algo que no podremos
sacarnos de entre el pecho
y las latas de zinc

y toda esa agua
que se acumula
en el fondo
de la garganta.

LibreBus

Desde hace unos días estoy recorriendo Centroamérica con un proyecto llamado LibreBus. Suban ustedes desde la internet y compartan los ideales de la cultura libre, las semillas libres, la libertad de expresión y el software libre. Les dejo algunas fotos de lo que llevamos del recorrido.







Presencia

He vuelto a vos sobre la pared blanca en la que cuelga mi ropa. He dicho que nada de lo que existe en ese espacio es real. He vuelvo a vos como si volviera de la noche casi ciego. Como si tu sombra fuera más real que mi camisa o mi pantalón. Por eso me pregunto cómo me he vestido hoy, cómo me he desnudado ante la percha. Nada importa. He vuelto a vos porque me miro frente al espejo y estoy solo. Cierro los ojos y puede ser que sea la última vez que recuerde como era tu cuerpo sobre la pared blanca en la que cuelga la ropa. Esto, todo, se reduce a que no estás.

Nuevo

Abrir el procesador de texto. Crear un documento nuevo.
La página en blanco, el silencio de las teclas, la tibieza del monitor.
Escribir que abrís el procesador de texto, que creás un documento nuevo.
Las letras sobre el vacío, las pulsaciones en el teclado, la estática de la computadora.
Escribir que escribiste abrir el procesador de texto, escribir que escribiste crear un documento nuevo.
La nada, ese sudor frío en el cuello.
Dejar fuera de esta repetición que también sentías lastima por vos mismo.
Cerrar el documento.
Guardar.

Innombrable

De todas las cosas que hemos perdido,
solo nos duelen las que no tienen nombre.
Las que cuentan con latido propio
y se incorporan desde la piel
en nuestros malos días.
Las cosas que año a año
nos dejan ciegos,
a tientas entre la gente
rozándonos la ropa y las sombrillas.
Nos encontramos inmóviles
ante el gesto de un desconocido
sin querer el por qué
de ese ardor en la boca del estomago.
Así dejamos que su peso
arrastre con nosotros.
La espalda se dobla,
el pecho se hunde y olvidamos
nuestro propio nombre;
el dolor también se apaga.
Esto nos hace parte de todo
lo que se ha perdido.
de older

Will Do - Tv on the Radio

TV ON THE RADIO "WILL DO" from Dugan O'Neal on Vimeo."Will Do"

It might be impractical
To seek out a new romance
We won't know the actual
If we never take the chance
I'd love to collapse with you
And ease you against this song
I think we're compatible
I see that you think I'm wrong

But anytime will do
My love
Anytime will do
No choice of words will break me from this rule
Anytime will do
My love
Anytime will do
What choice of words will take me back to you

Your love makes a fool of you
You can't seem to understand
Our heart doesn't play by rules
And love has it's own demands
But I'll be there to take care of you
If ever you should decide
But you don't want to waste your life
In the middle of a lovesick lullaby

Anytime will do
My love
Anytime will do
No choice of words will break me from this rule
Anytime will do
My love
Anytime will do
What choice of words will take me back to you

Oh my reddest rose, caldera, set it off
How your fire grows hermosa caldera g…

Beautiful Things

vos deberías saber
la forma en que mi mano
imagina tu mano
cada línea como la ventada
lo que no escribo en ella

esta sensación
horas antes
la música
que canción escucho
cuando abrís
tu boca

el aire
los dobleces en mi cama
las cosas que se respiran
cuando vos pasás

deberías saber de este escándalo
en todas estas heridas

Alergia

i

Hoy que tenés la tarde y el té, la tarde y los minúsculos puntos rojos sobre el brazo, la tarde y la nada dicha desde la cocina. En esta conversación con el silbido del agua que te afloja los costados. Por eso pasás las hojas del periódico para distraerte; todo tu peso se reduce a la noticia falsa que promete hacerte feliz. Hoy que tenés la tarde y ese viento, la tarde y la comezón en el cuerpo, la tarde anclada en la ropa.

ii

En algun momento quisiste negociar con vos misma. Ignorar el número de talla de la falda e imaginar que las fotografías eran amables como tu edad. Será el otro año, será la otra semana, será en cualquier instante. Esta silla es fría, el pan se pone duro, el té aun mas amargo. Hoy que tenés la tarde y la ventana, la tarde y el colesterol alto, la tarde y el paladar dentro de todas las palabras que nunca has dicho.

iii

Notás una oxidación inmediata en el fondo de la garganta. No te importa. Tenés la tarde y el tiempo, la tarde y esa luz que tiñe toda la casa, la …

Larga Distancia

Nos habían dicho que nuestra casa era de aire y tenia tantos pisos como nuestros dedos. Que en ella entraba el sol a todas horas, que en ella entraban las personas y no salían nunca, que en ella el pan era blanco y la leche tibia. Y de alguna forma nos acostumbramos a eso: las paredes invisibles, las camas y las multitudes; esa sensación de tranquilidad anidando en el vientre.
Ahora nuestra casa es apenas lo que intentamos hacer para acompañarnos. Los abrazos apilados en las mesitas de noche de los hoteles. Rodamos y nos faltan las gentes que se ven en estas fotografías. La palabra madre se sienta en un rincón y llora, la palabra padre nos ve al espejo y nos sacude el rostro con sus ojos. Nos consolamos con lo que parece un recuerdo. Los ecos de la cafetera, el olor a sándalo en las camisas, el tacto de alguien que no vendrá hoy a comer.
Nos habían dicho que nuestra casa era próxima como el cielo.
Ahora estoy cayendo.

Objetos

Las manos de mi padre
preguntan
si me es familiar
algo que sostiene.
Miro un señuelo.
Miro los dedos gruesos
y las palmas callosas.
Mi padre respira.
Me da tiempo.
Los dos regresamos
de la memoria
con un dolor parecido.
No sé con que distancia
recordamos a la misma persona.

Secreto

Tengo un sentimiento extraño.
Me cubro el estomago con una mano;
la piel parece otra.

Alguien inventó los espejos
para prohibirse sensaciones como esta,
pienso.

Pero hoy no quiero mirarme,
hoy apenas puedo reconocer
que no me siento igual.
Mi mano se queda en mi estomago
y se mueve:
creo que también respiro.

Así la vida se resuelve su propio camino.