Ir al contenido principal

Mi nombre es Juan

Es cierto que uno de los parques peores remodelados en esta etapa de reconstrucción alajuelense es el conmemorativo a Juan Santamaría y la lucha de 1856. Casi una cuadra entera ha sido despojada de árboles, lugares para sentarse, cañones conmemorativos, inclusive gente, dejando al soldado solitario en el centro de una plazoleta que al mediodía, es una hornilla de concreto.

Un soldado de una época lejana, en la que la población se levantó para enfrentarse a una amenaza proveniente del norte del continente, un soldado de muchos héroes que cruzaron el país para impedir la ruptura de la soberanía apenas en construcción. Hay imágenes como esa, en cada provincia, en cada casa, que nos hacen abrir los ojos en momentos tan importantes para el futuro de Costa Rica. En Alajuela, contar con esta visión del benemérito de la patria es un privilegio, un recordatorio de cómo el pasado se presenta en estos días para aconsejar al pueblo.

Toca a los alajuelenses informarse profundamente sobre el tema del TLC y participar responsablemente una vez más de una gesta única en la democracia costarricense.
Justamente la Diócesis de Alajuela, en un comunicado firmado por 33 parroquias, se declara en contra del Tratado de Libre Comercio en su forma actual porque atenta contra los agricultores de nuestra provincia.

Ahora no son soldados ni batallones los que debemos responder a la nación, la responsabilidad recae en ciudadanos y grupos civiles que con el voto optamos por un plan de desarrollo equitativo para todos.



William Eduarte para La Nación

Comentarios

james dijo…
excelente william, me cuadra mucho como presenta la realidad del parque, que un puñado de politiqueros hizo una plaza(así suena mas europeo...).

Ojala luego del 7 de octubre haya que hacer millones de monumentos a todos los ticos que defenderán Costa Rica.

pura vida.
Floriella dijo…
Muy bien puesto, mi amor. Ahora nos toca a nosotros ponernos la camiseta de Juan.
Jorge Albán dijo…
La hicieron a imagen y semejanza de una plaza militar porque asi como Monterroso decia que el Cristianismo es una idea idea tan fuerte que tuvo que inventarse al Catolicismo para detenerla, la idea de que un joven, que no era ni militar profesional, ni politico ni siquiera funcionario publico pudiera decidir el destino de todo un pais es una idea muy pero que muy peligrosa...

Costa Rica, como pais solidario y pacifico, antes que a ningun personaje politico, se debe a su gente. La democracia participativa es de todos y para todos, la representativa y de las instituciones ha degenerado en el gobierno de unos pocos para si mismos.

Para confirmarlo descarguen el juego de mesa PARA NO OLVIDAR, ultima entrada en mi blog, un recorrido fotografico por los logros de los levantamientos populares costarricenses:

http://ayerestabaaqui.blogspot.com

Se sorprenderan de las cosas tan basicas y elementales por las que nuestros antepasados tuvieron que salir a la calle, como preaviso y cesantia, aguinaldo, electricidad, comunicaciones y agua como derecho y no como privilegio, voto de la mujer, para evitar el fraude electoral...

Jorge AD

Entradas más populares de este blog

Golden record

nuestra existencia se disipa en el cluster número doscientosytantos una supernova nos manda su afecto
más rápido que la luz

y nosotros

lanzamos un par de bombas atómicas sobre pueblos llenos de civiles 500 metros sobre una cancha de tenis, a medio camino entre un arsenal y una fábrica de acero

necesarias como el plástico residual en los estómagos de las ballenas
o la epidemia de sífilis provocada a esas mujeres guatemaltecas
debimos dejar precisos los monumentos de esta estupidez
la extinción diaria de 150 tipos de animales las emisiones contaminantes de los volkswagens los pastores y los que pagan su diezmo a cambio de sus promesas los pedófilos que durante décadas ocultó la iglesia católica apostólica y romana
porque los discos dorados en el voyager 1 sus 56 saludos en distintos idiomas y toda nuestra música son de un tipo de ficción que esta especie extinta no se merece

Agua de río / agua de mar

Cae la lluvia río arriba.
La orilla empieza a ser corta,
el agua turbia.

Mirá el horizonte,
esos relámpagos golpean
las piedras.
Mirá tus pies,
el agua toca
tus dedos.
Mar adentro
la sal se mezcla
con la tierra;
lo sabés con la boca,
lo sentís en el cuerpo. Recordaste algo
que te duele.
Cae la lluvia río arriba.

El mar
ahora es otro.

Fobos

Tal vez te acostumbraste a vivir
cerca de los aeropuertos,
dentro de su incertidumbre horaria
y el rango de contagio a ciertas enfermedades
que no saben nada del control de aduanas.
Te hiciste por dentro con el murmullo de las turbinas,
y ese motor lo has confundido siempre
con el dolor, malsano,
que además se ha hecho uno
con las cardiopatías que te inventás
al dormir con frío y sin compañía.
Tal vez te acostumbraste a la vibración
en los cristales de esta casa.
A mirar con desconfianza a los turistas
que te piden direcciones en un idioma extraño.
A no ser vos la persona en la sala de espera,
que pasa las hojas de su pasaporte para deletrear
cada país que ha visitado en los últimos 6 años.
Tal vez ahora cerrás los ojos y escuchás una explosión propagarse por la troposfera. Te sorprendés, inmóvil, sin intentar despegar
tus parpados. Atento a ese raro silencio. En las paredes, los muebles, los vasos de agua. Es un tipo de calma que nunca había
existido en tu vida.

Algo se rompe …