Ir al contenido principal

Apagar las Alarmas

Atravesar la ciudad en automóvil después de las cinco de la tarde es algo imposible estos días. También me he cuestionado este asunto del bulevar y desbaratar el centro de Alajuela con el pretexto de embellecerla. Usualmente nos oponemos al cambio y a la incomodidad cuando significa pasar casi media hora atorados en el tráfico. Al momento de iniciar la investigación del por qué se remueven calles y se cierran vías, me disponía a realizar una critica; ya no lo tengo tan claro. Tal vez sea por el hecho de encontrarme publicadas estas palabras de la alcaldesa Joyce Zürcher: “Estamos buscando un modelo europeo de ciudad, no un modelo norteamericano de malls . Queremos recuperar las retretas y hacer de Alajuela una ciudad de intercambio cultural”. Al hablar de la ciudad europea se toca el problema que vieron ellos al modernizarse: lo viejo contra lo nuevo. Pero a diferencia del modelo americano, en vez de destruir para construir lo nuevo, la aglomeración social y la saturación como forma de creación, los europeos encontraron espacio en las estructuras históricas y remodelaron los espacios sociales para enfrentar los nuevos tiempos. Según nuestra alcalde, se esta buscando en el corazón de la provincia “un sitio de convivencia para la gente y la cultura”. Con lo cual apaga momentáneamente las alarmas activadas por el sentido común. Escribo momentáneamente porque sé que no todos confiamos plenamente en el poder, menos al revisar las acciones pasadas y percibir que varias veces nos han defraudado. Yo no vote por Joyce Zürcher en las elecciones municipales, sin embargo me permito la confianza ante la oportunidad de cambiar el estilo de desarrollo impuesto al urbanismo alajuelense. Todo por un espacio donde se pueda convivir de manera más humana uno con los otros. A pesar de los atrasos.

Comentarios

Malasombra dijo…
Amigo, tu ciudad es un espejo de la mia. Aqui en Coronado esperamos que las promesas del alcalde no hayan sido escritas en papel higienico.

Un abrazo.
silvia piranesi dijo…
qué bueno no andar siempre con los guantes puestos.
claro, habrá q ver la definición de ellos de "intercambio y espacio cultural.."

(y q bueno malasombra y el papel higiénico!)
lucho dijo…
"un modelo europeo de ciudad". Eso se puede agarrar con pinzas. El articulo muy bueno, por su parte. Muy bien escrito,
Naty dijo…
Ese es todo un tema. Y pienso lo mismo que vos. Pero también cada día es más evidente que el caos vial se está haciendo intolerable, ahora hay presa a cualquier hora del día.

Acá en Chepe tenemos "San José Posible", pero la delincuencia aumenta aceleradamente, así que pa qué espacios para peatones si ya nadie va a querer caminar por el atentado a la vida que representa.

Ojalá las varas tanto en la Liga como en Chepe se hagan bien, y a la primera.
Floriella dijo…
Ya te lo dije. No tengo nada más que decir al respecto. Tu texto, genial.
james dijo…
Ni europeo, ni americano, yo quiero una ciudad alajuelense, que crezca y evolucione como mi pueblo así lo quiera pero a su manera, sin imposiciones. Si queremos espacios que los hagamos y los inventemos de eso se trata.

PD 1.
Yo no vote por esa persona,pero si fui a votar.

PD 2.
Perdón el tono, es que me duele mucho ver a Alajuela así.
Nat dijo…
Todo sea por la salud de nuestras ciudades que se caen a pedazos.
Cuando serán estas cabeceras de provincia, o más bien, volverán a pensar en ser reflejo de la ruralidad que contienen en sus cantones? Pues sí, porque conozco lugares que, aunque no poseen bulevar, las casas tienen siempre la puerta del frente abierta, las personas se dicen adiós cuando pasan por la acera y los chiquitos van caminando solos a la escuela.
Ah pero cierto, las ciudades son así, tienen parques y avenidas llenas de adoquines y poyos grises, por los que la gente avanza sin preguntarse a quién golpean cuando caminan.
¿Las ciudades se parecen a la gente que contienen? O la gente se empieza ya más bien a parecer a sus ciudades...y dejan de ser personas?
Julia Ardón dijo…
Es el mismo discurso de Johnny Araya, que en algunas cosas ha trabajado bien.
Lo que a mi me produce una picazón es ese "tercermundismo" de tener que elegir entre "ciudad estilo europeo" o "ciudad estilo gringo", como si no existiera Antigua en Guatemala, Granada, tanta hermosa ciudad en México, La Habana, Buenos Aires, Rosario...por Dios...

Cartagena...


a mi esas propuestas, si no salen de nuestras raíces de mejenga el domingo, con payasos, salida de misa, venta de copos y retreta no me parecen verdaderas..."injértese en nuestras repúblicas el mundo, pero el tronco, el tronco que sea el de nuestras repúblicas"

Entradas más populares de este blog

Golden record

nuestra existencia se disipa en el cluster número doscientosytantos una supernova nos manda su afecto
más rápido que la luz

y nosotros

lanzamos un par de bombas atómicas sobre pueblos llenos de civiles 500 metros sobre una cancha de tenis, a medio camino entre un arsenal y una fábrica de acero

necesarias como el plástico residual en los estómagos de las ballenas
o la epidemia de sífilis provocada a esas mujeres guatemaltecas
debimos dejar precisos los monumentos de esta estupidez
la extinción diaria de 150 tipos de animales las emisiones contaminantes de los volkswagens los pastores y los que pagan su diezmo a cambio de sus promesas los pedófilos que durante décadas ocultó la iglesia católica apostólica y romana
porque los discos dorados en el voyager 1 sus 56 saludos en distintos idiomas y toda nuestra música son de un tipo de ficción que esta especie extinta no se merece

Fobos

Tal vez te acostumbraste a vivir
cerca de los aeropuertos,
dentro de su incertidumbre horaria
y el rango de contagio a ciertas enfermedades
que no saben nada del control de aduanas.
Te hiciste por dentro con el murmullo de las turbinas,
y ese motor lo has confundido siempre
con el dolor, malsano,
que además se ha hecho uno
con las cardiopatías que te inventás
al dormir con frío y sin compañía.
Tal vez te acostumbraste a la vibración
en los cristales de esta casa.
A mirar con desconfianza a los turistas
que te piden direcciones en un idioma extraño.
A no ser vos la persona en la sala de espera,
que pasa las hojas de su pasaporte para deletrear
cada país que ha visitado en los últimos 6 años.
Tal vez ahora cerrás los ojos y escuchás una explosión propagarse por la troposfera. Te sorprendés, inmóvil, sin intentar despegar
tus parpados. Atento a ese raro silencio. En las paredes, los muebles, los vasos de agua. Es un tipo de calma que nunca había
existido en tu vida.

Algo se rompe …

El nacimiento de una isla

Tus pasos te llevan.
Ha pasado la peor parte del día; el calor ha bajado
y ya no sentís esa presión
en la parte del cráneo.

Al lado el mar, tu sombra,
miles de pedazos de plástico enterrados en la arena.

Se forma el horizonte a tus pies; las huellas en el agua turban el reflejo del cielo. 
Te detenés esperando
que se vuelven a concretar sus nubes,
un pájaro, dos o tres montañas oscuras.
La marea sube
hasta que el pájaro
hace un nido en tu cabeza.

Sos la isla       y     nada   importa.