Ir al contenido principal

There she was

Como todo lo que viene de un sueño
nos acercamos en la nada
para encontrar justamente eso,
que nuestras manos son nada,
que nuestro aliento ya no es un soplo
y que la distancia se mide en años,
no en kilómetros.

Como todo lo que viene de un sueño
y acaba con el sobresalto en la madrugada,
el sudor en la frente,
y la agitación en el cuerpo;
como todo lo que viene de un sueño
y que se termina.

Comentarios

Asterión dijo…
Hola, William:

Como siempre, he venido siguiendo los poemas que ponés por aquí y andaba también dando una vuelta en "Oldder", y realmente me gustan mucho los textos que nos has estado compartiendo. Había leído "En Cuarentena", pero no me llegaba tanto, aunque tenía cosas buenas.

Pero estos poemas de verdad que están muy logrados. Sos muy preciso, económico en las palabras y en los recursos, todo de una buena forma, sin excesos, pero siempre con imaginación, que es lo importante. Además, las atmósferas son envolventes.

Saludos
William Eduarte dijo…
Asterión

Gracias por pasar y perder el tiempo con mis textitos.
EnCuarentena y Frecuencia de Manicomio son libros muy jovenes, que envejecen mal porque su autor no era lo suficientemente maduro.
No es que lo sea ahora, pero si he evolucionado y cada vez me siento mas comodo con mis busquedas.

a ver si nos tomamos unas birritas y extendemos la conversa

un abrazo grande
Asterión dijo…
Para nada perder tiempo ni textitos, la modestia no va conmigo, jaja...

Sí, noto esos cambios, esa precisión en el lenguaje es vital y yo he ido poco a poco aprendiéndolo y ahí voy. Por eso ahora también disfruto más con esto.

Y claro, a ver cuándo esas birras.
Lia Sotos dijo…
Recuerdo cuando eramos niños... como hemos crecido, Cabeza! Te leo y sos vos, pero no sos el mismo. La que vomita las palabras ahora soy yo... Es difícil de explicar.
Lia Sotos dijo…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Byron Espinoza dijo…
Estimado William, por mucho me gustan más estos nuevos poemas que los de tu etapa de EnCuarentena y Frecuencia de Manicomio. Se nota cuánto has madurado. Es palpable la evolución de la que hablás. Me alegra muchísimo que te sintás más cómodo en tus búsquedas.

Un gusto leerte.

Abrazos.
A. dijo…
Agradable cambio. A seguir leyendo.

Entradas más populares de este blog

Cuartos casi vacíos

vas a comprar una cama estrecha
para quién se acueste en ella
tenga que tenerte cerca

tener solo una sábana una cobija
para que sea la noche
y sea el frío
comprar una cama estrecha
de la que no puedan
levantarse
ni escapar

hoy
vas a dormir e imaginarlo

directo en las lozas           que son lo más cercano
          que estás de la tierra

su cuerpo late en algún lugar
y lo escuchás
vas a comprar una cama estrecha
para que se acerque y sea la noche pero ya no más este inmenso e insoportable frío

La paradoja de Schrödinger

Si las corrés, las cortinas,
van a pasar 10 años; flacos, alegres, cortos. La sucesión de estaciones
llenas de lluvia, y el frío y la sequía.
Vas a ser otra persona
y con una foto diferente
en todos los documentos personales.

No te reconocerías
pensando lo mismo que ahora:

no he pagado los recibos,
tengo que adoptar un gato
y si no abro la cortina, puedo ignorar si es de mañana

tal vez
diez minutos más.

Holoceno

No hay nada
después de matar
a un animal.
De qué te sirve vos
la certeza de su cuerpo que se suspende sobre la inmortalidad;

ese tiempo
detenido
en sus peores horas.

La sangre, el vacío dentro de unos ojos,
el olor a pólvora.

No hay nada
pero temblás;

ya no te podrás salvar
nunca.