Ir al contenido principal

El Retorno

Vuelta al Reves

A mitad de la noche

Me levanto a mitad de la noche con mucha sed.
Mi viejo duerme, mis hermanos duermen.
Estoy desnudo en el medio del patio
y tengo la sensación de que las cosas no me reconocen.
Parece que detrás de mí nada hubiese concluido.
Pero estoy otra vez en el lugar donde nací.
El viaje del Salmón
en una época dura.
Pienso esto y abro la heladera:
un poco de luz desde las cosas
que se mantienen frías.

(esto no es literatura, es Fabian Casas)

Desde pinguinos hasta peces. Todo en la vida es dar vueltas. Yo que se de la vida, si nisiquiera me he muerto como debiera y pretendo la descomposicion normal de un cadaver. Pero es bueno jugar, con esa caucho viejo que es la imaginaciòn. Y si, para eso estamos, por eso el nombre de este pretencioso blog, de concreto, de aire y un monton de bytes despedigados en el puterespacio.¿y la vuelta? Se me olvidaba, el principio es el final solo que un momento antes. Como el salmon o el pinguino, que regresan al mismo lugar siempre. Asi uno, creo, pero de modos aun más extraños. O tal vez más simples o predecibles.
Por ejemplo: MI abuelo, un mes antes de morir, demando para no me recuerdo que fecha especial, regresar a Puntarenas. Lo vio por ultima vez todo, el mar, los barcos, las olas. Siempre dije, que tenia agua salada en las venas. El viejo sabia que sus ojos eran tan interminables como el oceano. El que gracias a ese puerto logro darle vuelta a su vida murio tranquilo. Justo donde fue nuevo, Y murio como los pescadores, asfixiandose, ahogandose. Asi de ejemplos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Cuartos casi vacíos

vas a comprar una cama estrecha
para quién se acueste en ella
tenga que tenerte cerca

tener solo una sábana una cobija
para que sea la noche
y sea el frío
comprar una cama estrecha
de la que no puedan
levantarse
ni escapar

hoy
vas a dormir e imaginarlo

directo en las lozas           que son lo más cercano
          que estás de la tierra

su cuerpo late en algún lugar
y lo escuchás
vas a comprar una cama estrecha
para que se acerque y sea la noche pero ya no más este inmenso e insoportable frío

La paradoja de Schrödinger

Si las corrés, las cortinas,
van a pasar 10 años; flacos, alegres, cortos. La sucesión de estaciones
llenas de lluvia, y el frío y la sequía.
Vas a ser otra persona
y con una foto diferente
en todos los documentos personales.

No te reconocerías
pensando lo mismo que ahora:

no he pagado los recibos,
tengo que adoptar un gato
y si no abro la cortina, puedo ignorar si es de mañana

tal vez
diez minutos más.

Holoceno

No hay nada
después de matar
a un animal.
De qué te sirve vos
la certeza de su cuerpo que se suspende sobre la inmortalidad;

ese tiempo
detenido
en sus peores horas.

La sangre, el vacío dentro de unos ojos,
el olor a pólvora.

No hay nada
pero temblás;

ya no te podrás salvar
nunca.