Ir al contenido principal

A la par de Camilo


Hace una semana divagando por la web, me encontre con el melodrama entre Gustazo Solorzano y Adriano Corrales a raiz de la publicacion de la antologia Sostener la Palabra. A mi la verdad, estos discuciones me parecen totalmente ignorables ya que no llevan a ningun lado y usualmente son provenientes de egos lastimados o inflados. Lo curioso es que me encuentro con este comentario:
Por otra parte, SOSTENER LA PALABRA, es una antología desequilibrada si se quiere, en definitiva el autor no consigue el objetivo de ofrecer una muestra “marginal” de la poesía contemporánea. Coincido con el señor Gustavo, en que una de las formas de convertirse en maestro consiste en la alabanza. Autores como Istarú (sí pobrecita ella tan in visibilizada), Sauma, ¡Zonta! Son sólo unos cuantos ejemplos de la poca seriedad de la antología. Una cosa es publicar una antología con criterios subjetivos y sin sonrojo y otra es decir poesía contemporánea “marginal”. Jóvenes como Diego Mora y William Eduarte deberían aparecer junto a Camilo. No pretendo explayarme en este punto por demás evidente, sino que sugiero al señor Corrales que no se pavonee con criterios y aires de grandeza a lo “outsider” cuando lo que hace es publicar a su círculo de amigos y compinches en las cantinas.(ojo el insiste en mantener una conversación seria en una mesa con vinachos y nunca he tenido el placer de de compartir una mesa con él). La mayoría de autores que entran en la categoría de contemporáneos a excepción de Luis Chaves, si son unos perfectos desconocidos, no porque no tengan mérito sino porque no ah asumido su labor poética como tal. Así que pongámonos serios y dejemos de llorar porque quiero sentirme como un paria de la sociedad y dediquémonos a escribir y estudiar con el hueso y sobre todo, pero sobre todo, a publicar calidad
De este comentario me quedan muchas preguntas, muchas ideas encontradas. Pero la verdad, luego de unas dos semanas de digestión me parece tambien ignorable. Como todo lo que no sea poesia y hable de la poesia.

Comentarios

Julia Ardón dijo…
Ay sí, qué pereza esas varas...

que cada quien escriba lo que quiera y quien quiera se sienta con derecho a aplaudirle o no.

Pero estar "criticándolo" todo? qué se gana?
Literófilo dijo…
Recuerdo aún con este post mi estimado, cuando en Tortuguero, de venida, Camilin se llevo a GELMAN a un kinder, y cuando lo hubo presentado, dijo, poniéndose a la par: "Niños Juan Gelman es un poeta como yo", de ser así, tiene razón Solorzano decir eso, NO ESTÁ CAMILO en la antología, manda huevo...
lucho dijo…
Definitivamente, esto amerita un nuevo termino en el diccionario de costarriqueñismos: "ser un camilo rodriguez".
José A. dijo…
Mae Willis Sólido!! ya esta al lado de luminarias como Camilo Rodríguez (lease lo anterior con el tóno más irónico y sarcástico que pueda)

Cómo dicen por ahí "nadie sabe para quien trabaja", no le haga mucho caso a ese pseudo comentario crítico inlelectual, "nos ladran Sancho, señal de que avanzamos..."
Floriella dijo…
Fijo ese "señor poeta tan conocedor" que escribió el comentario NO TE HA LEIDO, mi amor...
Sirena dijo…
Suaaaaaaaaaaaaaaaaaveeeeeeeeee creo que quien escribe se refiere a Camilo Retana, no a Camilo Rodríguez... ¡no asusten!

Y sí, a mí la polémica esa me pareció patética... quien está se queja de estar y quien no está se queja de no estar... ¿qué le vamos a hacer? ¡eso se llama berrinche!
William Eduarte dijo…
segura sirena?
yo por mas que lo lei intente leer camilo retana
pero no se...
Naty dijo…
vieras yo lo que odié esa polémica.. en serio

me pareció patético el tono que agarró. si hubiera sabido ni lo publico. de hecho, me propusieron organizar el famoso coloquio, pero no quise meterme. ya era suficiente.

yo, que veo todo desde afuera porque no escribo poesía, siento que todos esos pleitos entre poetas son una lástima. tan bonita que es la poesía para que se pongan en esas varas.

ya me aguevé otra vez. ja. algún día te contaré.

Entradas más populares de este blog

Cuartos casi vacíos

vas a comprar una cama estrecha
para quién se acueste en ella
tenga que tenerte cerca

tener solo una sábana una cobija
para que sea la noche
y sea el frío
comprar una cama estrecha
de la que no puedan
levantarse
ni escapar

hoy
vas a dormir e imaginarlo

directo en las lozas           que son lo más cercano
          que estás de la tierra

su cuerpo late en algún lugar
y lo escuchás
vas a comprar una cama estrecha
para que se acerque y sea la noche pero ya no más este inmenso e insoportable frío

La paradoja de Schrödinger

Si las corrés, las cortinas,
van a pasar 10 años; flacos, alegres, cortos. La sucesión de estaciones
llenas de lluvia, y el frío y la sequía.
Vas a ser otra persona
y con una foto diferente
en todos los documentos personales.

No te reconocerías
pensando lo mismo que ahora:

no he pagado los recibos,
tengo que adoptar un gato
y si no abro la cortina, puedo ignorar si es de mañana

tal vez
diez minutos más.

I Put A Spell On You

la versión de Nina
Deseás ser la pausa en su respiración.
La vibración de sus vasos sanguíneos. El nombre que muerde y calla.
El nombre quieto en su memoria.
Deseás que venga y te deje repetir su nombre
por la pura inercia del ambiente.

Y la deseás.
Es ese el peso de su nombre. Vos mismo se lo has dado.

Te absorbe.
Y la deseás.

Más allá de ella misma.
Más allá de lo que vos sos.

Esta espera es lo único que existe.

Y tu deseo.