Ir al contenido principal

iamnotthere


1) Interior / Tarde / Habitación

Un hombre aparentemente joven, en pijamas, con anteojos de pasta negros, se acomoda en su silla y termina un cigarro mientras ve a la pantalla de su computador. Tiene el procesador de texto abierto y cala su cigarro antes de volver sobre el teclado. La computadora no tiene escritorio: el monitor esta sobre un banco, el cpu en el suelo y el teclado sobre un minibar portátil. Cuando termina el cigarro lo apaga con la suela del zapato y bota la colilla en un basurero improvisado (antes una lata de avena quaker). Escribe.

WILLIAM(en la pantalla)

Afuera llueve, pasan los carros ; es hora pico y el agua lo empeora todo.

Casi como si quisieras reírte de vos mismo, te has puesto el buzo y el snorkel para salir al patio. En realidad no has hecho tal cosa, nunca has buceado y lo más próximo a un snorkel dentro de la casa es el paraguas en la entrada. Todo lo anterior escrito para acumular 344 caracteres. No tenés un paraguas, nisiquiera una sombrilla. Afuera llueve, esperás que no pase lo de siempre y te corten la electricidad; los vecinos saben que cuando en sus casas todavía pueden ver las noticias de las siete y vos no, es solo culpa del recibo sin pagar pegado en la refrigeradora.

Al escribir la palabra refrigeradora se detiene, trae un vaso de agua de la cocina. Vuelve a repasar el texto y quita varias palabras. Se tira hacia atrás en la silla, jala el pelo de su nuca. No parece que le agrade el texto. Vuelve a ver la hora con el teléfono celular a su lado. Tocan la puerta y no se levanta a la primera, como pensando que eso podría servirle para seguir escribiendo.

2) INTERIOR / TARDE/SALA

Antes de abrir regresa al cuarto. Trae un folder. Parece tener papeles y tiene en la portada escrito “Poemas 2003”. Abre la puerta.

HERMANA (gritando)

¡Soque William!

Con el folder se cubre la cabeza, va al otro portón que si da a la calle y le abre.

WILLIAM

¿Qué hizo las llaves?

HERMANA

Para efectos de su guión, las perdí hoy en el bus.

3) INTERIOR / NOCHE / CUARTO

El mismo hombre, esta vez con camiseta negra y bermudas, mete un cd en su computadora. Le sube a los parlantes. Suena Bob Dylan. El hombre trabaja el mismo texto, no sabe bien qué hacer con él. Hace algunos cambios cuando inesperadamente se corta el fluido eléctrico.

HERMANA

¡William!

A tientas saca un encendedor que emplea de única luz. Vuelve a ver a la pantalla muerta y se da cuenta de que se ve ridículo en el reflejo. El metal del encendedor se calienta lo suficiente para quemarlo. Deja caer el encendedor en el mismo instante que entra su hermana alumbrando con su celular.

4) INTERIOR/DIA/CUARTO

El mismo hombre con la camiseta negra y las bermudas habla por su celular.

WILLIAM

Supuestamente fue un error de ellos, yo había pagado el recibo por internet.

La otra persona en el teléfono contesta, parece enojada. Solo es ruido lo que entendemos.

WILLIAM

Ivy ¿qué es la chicha? Ni que fuera culpa mía.

El ruido usual de los aparatos domésticos regresa a la casa. Se ha reinstaurado el fluido eléctrico.

WILLIAM

Cálmese. Acaban de poner la luz.

Con el pie le da al botón de encendido de la computadora. Todavía al teléfono va por una silla y se sienta a la espera de que se inicie el sistema.

WILLIAM

¿de qué esta hablando? ¿Cuál película sobre Bob Dylan?

Le cuelgan. Enciende la computadora. Vuelve al texto en el que ha trabajado varios días. Lo borra. Empieza de nuevo.

WILLIAM(en pantalla)

iamnotthere

1) Interior / Tarde / Habitación

Un hombre aparentemente joven, en pijamas, con anteojos de pasta negros, se acomoda en su silla y termina un cigarro mientras ve a la pantalla de su computador.

Incidentalmente, vuelve a escuchar a Bob Dylan. El hombre se detiene de golpe. Está a la espera de que algo verdaderamente interesante ocurra. Que el mismo Dylan en la cara de su hermana pase por la puerta criticándolo, aunque nunca haya leído lo que está escribiendo. Que a su vez le aclare que está perdiendo el tiempo. O por lo menos le invente un final apropiado a su historia.

Como nada de eso ocurre, vuelve sobre el teclado y de un tirón cree terminar el texto. Casi como en un poema malo, todo regresa a la calma.

William Eduarte para Kink

Comentarios

Fantômas dijo…
Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás.

fantasmavelez.blogspot.com

Un abrazo.

Entradas más populares de este blog

Golden record

nuestra existencia se disipa en el cluster número doscientosytantos una supernova nos manda su afecto
más rápido que la luz

y nosotros

lanzamos un par de bombas atómicas sobre pueblos llenos de civiles 500 metros sobre una cancha de tenis, a medio camino entre un arsenal y una fábrica de acero

necesarias como el plástico residual en los estómagos de las ballenas
o la epidemia de sífilis provocada a esas mujeres guatemaltecas
debimos dejar precisos los monumentos de esta estupidez
la extinción diaria de 150 tipos de animales las emisiones contaminantes de los volkswagens los pastores y los que pagan su diezmo a cambio de sus promesas los pedófilos que durante décadas ocultó la iglesia católica apostólica y romana
porque los discos dorados en el voyager 1 sus 56 saludos en distintos idiomas y toda nuestra música son de un tipo de ficción que esta especie extinta no se merece

Fobos

Tal vez te acostumbraste a vivir
cerca de los aeropuertos,
dentro de su incertidumbre horaria
y el rango de contagio a ciertas enfermedades
que no saben nada del control de aduanas.
Te hiciste por dentro con el murmullo de las turbinas,
y ese motor lo has confundido siempre
con el dolor, malsano,
que además se ha hecho uno
con las cardiopatías que te inventás
al dormir con frío y sin compañía.
Tal vez te acostumbraste a la vibración
en los cristales de esta casa.
A mirar con desconfianza a los turistas
que te piden direcciones en un idioma extraño.
A no ser vos la persona en la sala de espera,
que pasa las hojas de su pasaporte para deletrear
cada país que ha visitado en los últimos 6 años.
Tal vez ahora cerrás los ojos y escuchás una explosión propagarse por la troposfera. Te sorprendés, inmóvil, sin intentar despegar
tus parpados. Atento a ese raro silencio. En las paredes, los muebles, los vasos de agua. Es un tipo de calma que nunca había
existido en tu vida.

Algo se rompe …

El nacimiento de una isla

Tus pasos te llevan.
Ha pasado la peor parte del día; el calor ha bajado
y ya no sentís esa presión
en la parte del cráneo.

Al lado el mar, tu sombra,
miles de pedazos de plástico enterrados en la arena.

Se forma el horizonte a tus pies; las huellas en el agua turban el reflejo del cielo. 
Te detenés esperando
que se vuelven a concretar sus nubes,
un pájaro, dos o tres montañas oscuras.
La marea sube
hasta que el pájaro
hace un nido en tu cabeza.

Sos la isla       y     nada   importa.