Ir al contenido principal

Mudanza

(estos textos no pertenecen a ningun lado, por eso los deje tirados por aca)

1

Estoy inquieto,

desde el colchon inflable y el polvo
del suelo que todavía no me pertenece.

Tal vez por eso este cuarto
me recibe con todo el desprecio
de quien no acepta
que la cosas se den a la ligera,
envueltas en la desorientación
propia de lo que es urgente.

Mi ropa en una esquina
no es filtro suficiente
para reparar este aire
que me sobra.
Este costado sin pertenencia.
Estas manos que encuentran en la pared
un simulacro de lucha.

Alguien debería saber que esta noche
me duele decir que estoy solo.

2

La música hace de mi casa
un lugar habitable.
Le habla al inodoro, a la ventana
del jardín, al mango
del sartén eléctrico;
les explica el tipo de calor
que deben irradiar a su hora.

Sigo siendo un extraño
que se encuentra con todo
lo que esta aprendiendo a pertenecerle.

3

No es la noche
el peor momento de vivir solo.
Es la mañana. El abrazo al vacío.
El desayuno con medida. El libre transito
en la ducha. El silencio en el mecanismo
de las puertas.

Las sillas en la misma posición,
un día, dos días, veintitrés.
La ropa que no se mezcla
con otra que no sea la propia.
La gran resistencia en el agua
caliente de la termo ducha.

El peor momento de vivir solo
tiene su forma de aclarar en el calendario
que no tienes planes que compartir
hasta nuevo aviso.



4

Alguien no sabe que he dormido mal esta tarde.
Llaman a la puerta. Esta persona no tiene
ningún interés por escuchar
mi comentario del noticiero.
No tengo mensajes en la contestadota.
A nadie se le olvida mencionar
que va a llegar tarde.

Me he mudado de mi mismo
a un lugar que no conozco.
He intentado colocar
algunos afiches y ha sido inútil.

Sigo esperando que alguien ordene mi casa
y me regañe por no intentarlo con ganas.

No es mi culpa,
en la mudanza he dejado colgando
el corazón en otro armario.

Comentarios

LAbarta dijo…
Ud y yo vecinos. En el mismo cantón y distrito. Quien lo diría??
Weny dijo…
...... Q bonito.... mini gotita pokemon....
Asterión dijo…
Esto me gusta. Más desarrollo, más tiempo para saborear los momentos, las cosas, las imágenes.

Saludos.
DANIELA MUÑOZ dijo…
Esta vez, definitivo y urgente: Mis aplausos, que rico texto!
Ah! Y pronto, pronto pasa.
Bienvenido al barrio, amor.

Entradas más populares de este blog

Cuartos casi vacíos

vas a comprar una cama estrecha
para quién se acueste en ella
tenga que tenerte cerca

tener solo una sábana una cobija
para que sea la noche
y sea el frío
comprar una cama estrecha
de la que no puedan
levantarse
ni escapar

hoy
vas a dormir e imaginarlo

directo en las lozas           que son lo más cercano
          que estás de la tierra

su cuerpo late en algún lugar
y lo escuchás
vas a comprar una cama estrecha
para que se acerque y sea la noche pero ya no más este inmenso e insoportable frío

La paradoja de Schrödinger

Si las corrés, las cortinas,
van a pasar 10 años; flacos, alegres, cortos. La sucesión de estaciones
llenas de lluvia, y el frío y la sequía.
Vas a ser otra persona
y con una foto diferente
en todos los documentos personales.

No te reconocerías
pensando lo mismo que ahora:

no he pagado los recibos,
tengo que adoptar un gato
y si no abro la cortina, puedo ignorar si es de mañana

tal vez
diez minutos más.

I Put A Spell On You

la versión de Nina
Deseás ser la pausa en su respiración.
La vibración de sus vasos sanguíneos. El nombre que muerde y calla.
El nombre quieto en su memoria.
Deseás que venga y te deje repetir su nombre
por la pura inercia del ambiente.

Y la deseás.
Es ese el peso de su nombre. Vos mismo se lo has dado.

Te absorbe.
Y la deseás.

Más allá de ella misma.
Más allá de lo que vos sos.

Esta espera es lo único que existe.

Y tu deseo.